¿Qué hacer después de un choque?

Los accidentes automovilísticos pueden traer consecuencias graves, pero siempre va a depender de quién tiene la culpa. Esta es una situación delicada, porque puede morir alguien o resultar en un caso criminal que, debe ser demandado, o resultar en lesiones donde se tiene que gastar mucho dinero en los servicios médicos y el proceso legal, lo cual, va a aumentar el costo del seguro vehicular.

Sin embargo, existen algunos detalles en los que debes enfocarte en la escena del accidente, de manera inmediata, para que se obtengan mejores resultados frente a esta situación. A continuación, dejaremos una lista de las cosas que debes hacer luego de un choque… siempre además es importante hacer una revisión habitual al vehículo para corroborar el normal y buen funcionamiento del mismo, para luego evitar situaciones y no saber que pasa cuando el motor de un carro se sobrecalienta, pudiendo así evitar futuros inconvenientes.

¿Qué hacer después de un choque

 

No huyas de la escena

Quedarte en la escena es sagrado en cualquier accidente de tráfico, porque es importante permanecer en el sitio hasta que llegue la ayuda si las autoridades necesarias.

Si se abandona la escena, en especial, cuando alguien ha sufrido lesiones graves o ha fallecido, puede tener penalidades serias. Lo mejor es siempre esperar a la policía y paramédicos, de hecho, si puedes realizar la llamada emergencias, mucho mejor.

La única excepción de que esto no ocurra es si el choque es en un área desierta, porque al detenerte y descender, puedes sufrir un robo, resultar herido o muerto. Sí este es tu caso, no bajes del coche, lo que debes hacer es conducir hasta la estación de policía más cercana, para así, denunciar el accidente.

Verificar que los conductores y pasajeros se encuentren bien

Unas de las primeras medidas es asegurarte de que los involucrados en el accidente estén en buen estado de salud, busca la atención médica necesaria.

Si hay alguna persona inconsciente o inmovilizada, es mejor que no se mueva hasta que llegue los profesionales médicos para auxiliarlo.

que hago si choco el carro

 

Haz un intercambio de información con los conductores involucrados

Habla con todos los involucrados en el accidente. Anota sus nombres, número de teléfono, dirección, licencia para conducir y toda la información básica que necesites. En el caso de que haya otros pasajeros en el vehículo, debes también tomar su información.

Siempre trata de mostrarte cordial y dispuesto a resolver el problema (además de ver que todos se encuentren bien).

Habla con los testigos

Si hay personas alrededor del choque, pregunta a cada uno que ha visto. Toma nota de sus nombres, número de teléfono, dirección, correo electrónico, si es posible.

Habla con la mayor cantidad de personas posibles que estén en el accidente reciente del área o que hayan estado en la cercanía. En el caso de que alguno no desee hablar, no insistas, pero siempre trata de registrar por escrito lo que dicen.

Informa de inmediato a tu compañía de seguro

Esto debe realizarse en el menor tiempo posible. Cuenta la verdad sobre lo que sucedió, porque si la aseguradora descubre que estás mintiendo en algún detalle, puede traerte problemas. De hecho, hay casos donde no cubrirán ningún gasto del accidente.

que hacer frente a un choque

 

Toma fotografías

Es importante que tengas datos y evidencia de los daños que ha sufrido el vehículo, para que cuentes con pruebas que te van a ayudar con la aseguradora para determinar cuál es el monto de los daños.

Además, las fotografías pueden servirte como ayuda, para defender la causa en el tribunal, si es necesario. Además, en caso de heridas, servirá para aportar como documentación en el Medical Coding and Billing, respecto a todo lo que es facturación y cobro de gastos medicos.

Los accidentes muestran escenas caóticas y siempre es difícil saber quién ha tenido la culpa o quién tiene más culpa, porque todos se encuentran en estado de shock. Por tal motivo, es necesario que siempre te mantengas bajo control, para aclarar la situación y que ninguno de los dos se admitan alguna culpa sin ser necesario.